Enfermedades de transmisión sexual el los adolescentes**

Subscribe Twitter Facebook

*Tomen conciencia:*

*Tomen conciencia:* Los jóvenes de hoy en día tengan mas precaución. ya que hay mucho que tienen conocimiento sobre este tema y igual no toman las precauciones.

Blog Archive

10 de jun. de 2010

Cándida:


Las candidiasis constituyen un grupo de infecciones causada por un hongo oportunista que puede tener expresión cutánea, gastrointestinal, sistema respiratorio y genitales del género Candida, de los cuales Candida albicans es la más frecuente. Se puede transmitir por ropas, objetos y también por contacto sexual. Estos hongos están siempre presentes en la piel y en la mucosa del tracto digestivo, genitourinario y respiratorio de la mayoría de las personas, pero se encuentran controlados por otros microorganismos no patógenos. Cuando se produce un desequilibrio, el aumento desmedido de la población de hongos produce esta u otras micosis.


Infección en la Vagina


La candidiasis vaginal, llamada infección por levadura o vaginitis, es una infección en la vulva y/o la vagina. Produce un flujo de mal olor, espeso y de color blancuzco amarillento, el cual puede venir acompañado de picazón, ardor e hinchazón. Un mal caso puede causar mucho dolor al caminar, orinar o tener relaciones sexuales.

Infección en la Boca

La candidiasis oral, llamada también muguet oral, afecta la boca y algunas veces la garganta. También puede presentarse sin ningún síntoma. Los síntomas más comunes por lo general incluyen molestias en la boca y la garganta, ardor y alteraciones en el sentido del gusto (por lo general descrito como "un sabor desagradable en la boca"). También es común presentar un recubrimiento cremoso -- de color blancuzco o amarillento -- o parches (aftas) tanto en la boca como en la garganta. La candidiasis es rara en personas con recuentos de células CD4+ por encima de 500 y más común cuando dicho recuento es de menos de 10
0.


Infección en la Garganta


La candidiasis en la garganta y el tracto respiratorio, llamada infección esofágica, es un problema serio. Está en la lista de enfermedades indicativas de SIDA, y afectan a 1 de cada 5 personas que tienen SIDA. A menudo suele presentarse junto a la candidiasis oral. Los síntomas incluyen dolor en el pecho, náuseas y dolor para tragar. El esófago puede quedar parcialmente obstruido por los recubrimientos y los parches que se van acumulando. En algunos casos raros, ciertas úlceras pueden perforar el esófago. La candidiasis esofágica puede esparcirse, o diseminarse, hacia el estómago y los intestinos. Puesto que la candidiasis esofágica puede causar dolor al tragar, si no se trata a tiempo, las personas pueden no comer lo suficiente y perder peso.


Infección en la Piel


La Candida puede infectar la piel de las axilas, la ingle (incluyendo el escroto y el pene de los hombres) y debajo de los senos. A esto se le llama candidiasis cutánea. La infección también puede ocurrir alrededor de quemaduras, cortadas o catéteres, provocando una erupción desigual de aspecto brillante y enrojecido en los pliegues de la piel. Ésta puede ser recubierta con una capa de tejido ajado y blanquecino. Otros síntomas incluyen un ardor leve. Las uñas de las manos y de los pies también pueden infectarse, lo cual podría ser un problema grave para las personas que tienen mucho tiempo sus manos en el agua, como quienes atienden en las barras (bartenders) o los lavadores de platos.


Infección por Todo el Cuerpo


La candidiasis sistémica es cuando la Candida se esparce por todo el cuerpo, lo que puede poner en peligro la vida. La infección puede incluir el cerebro, el corazón, los riñones, los ojos, el hígado, el tracto genital y las articulaciones. Esta forma ocurre con mayor frecuencia en personas con recuentos bajos de glóbulos blancos (neutropenia). A este tipo de infección también se le llama candidiasis diseminada.


Tipos de Candidiasis


Intertrigos candidiásicos:



Es la forma clínica más frecuente. Puede afectar a grandes pliegues como son axilas, ingles, pliegue interglúteo, región submamaria, cara lateral de cuello o pequeños pliegues como son espacios interdigitales de manos, pies y región retroauricular. La piel está enrojecida, ligeramente edematosa y puede que en la superficie haya elementos vesiculo-pústulosos. Es muy típico observar como estas áreas están delimitadas por un fino reborde escamoso, apareciendo lesiones satélites. El paciente refiere prurito intenso y quemazón.


Onicomicosis candidásica:


Con cierta frecuencia aparece en niños con muguet y en adultos con intertrigo de pequeños pliegues interdigitales. Puede mostrarse como una inflamación dolorosa del reborde periungueal, acompañada de mínima secreción purulenta o bien como un engrosamiento de la lámina ungueal con depresiones puntiformes y surcos trasversales.


Síntomas

Los síntomas se caracterizan por lesiones cutáneas (enrojecimiento o inflamación de la piel) acompañadas de prurito y sarpullido. En las infecciones vaginales, puede presentarse flujo blanquecino, con un característico olor a levadura. Su periodo de incubación es de 8 a 15 días.

Los síntomas varían dependiendo de la localización. Desde el punto de vista dermatológico interesan las candidiasis mucosas y las cutáneas. Dentro de las primeras y afectando a la mucosa esta el muguet. Éste se manifiesta como unas placas cremosas, blanquecinas que confluyen en placas, en dorso de lengua, velo del paladar, mucosa gingival y genital. Al desprenderse dejan al descubierto una mucosa roja y congestiva. También la infección pude manifestarse como una lengua roja, lisa, brillante y dolorosa o como una afectación de las comisuras bucales en forma de placas triangulares, con escamas y fisuras en el centro o afectando a los labios, principalmente al inferior con escamas adherentes de color grisáceo y erosiones.

La mucosa genito-perianal es otra localización habitual de estas infecciones, representando el 20-30 por ciento de las infecciones vaginales. Se presenta como un enrojecimiento y edema de los labios menores que se puede extender hacia labios mayores, periné, pliegues inguinales e interglúteo, acompañado de prurito y “quemazón”. La misma afectación puede afectar a genitales externos masculinos. Dentro de las candidiasis cutáneas vamos a hacer referencia a dos cuadros: las candidiasis de los pliegues o intertrigos candidiásicos y las onicomicosis.

Diagnóstico

El diagnóstico consiste en una inspección visual de las lesiones. Las reacciones con hidróxido de potasio se emplean a veces para determinar la naturaleza de la infección. Un diagnóstico diferencial característico de la cándida con otras lesiones blancas orales, es que se elimina al raspado, además; es de vital importancia en caso de tenerla armar la cadena de posibles infectados identificando su fuente y/u origen para iniciar el tratamiento por su peligrosidad dado el proceso simbiotico que presenta con el VPH y BACTERIAS.
Las infecciones oral, vaginal y de la piel suelen ser diagnosticadas por su apariencia y síntomas. Si la infección no desaparece después del tratamiento, se acostumbra hacer exámenes de laboratorio.

Si una persona con muguet oral tiene problemas para tragar (los alimentos "se atascan") y/o un dolor fuerte en el pecho, podría tener también candidiasis esofágica. Si los síntomas no mejoran con el tratamiento, o si alguien tiene problemas para tragar pero no tiene muguet oral, se acostumbra a llevar a cabo una endoscopia. Esto es cuando el médico utiliza un tubo delgado para observar el interior del esófago.
La candidiasis sistémica es muy difícil de diagnosticar. La Candida en la sangre puede provenir de una infección local (como de la boca o del sitio de inserción de un catéter) así como de una infección de los órganos internos. La Candida solamente puede permanecer por un corto tiempo en la sangre cuando un órgano interno está infectado, así es que los análisis de sangre no son siempre confiables.


Tratamiento


Los casos ligeros de candidiasis en donde el contagio es diferente a la transmisión sexual pueden no requerir intervención médica dado que su presencia es solo cutanea; remedios de uso doméstico incluyen el consumo o aplicación tópica de yogurt, en que los lactobacilos presentes en el medio combaten el hongo, y otros fungicidas, como la alicina obtenida de los dientes de ajo.

En condición patogénica especialmente cuando el contagio es de tipo sexual como ITS la candidiasis requiere de tratamiento prolongado

  • Mujeres 8 meses mínimo
  • Hombres 6 meses mínimo
y de observación permanente con el medico por la alta resistencia del microorganismo a los anitimicóticos los cuales hacen al paciente asintomático y por ende portador sano según últimos estudios de la OMS en el (2007).

Como ITS la candidiasis tiene una capacidad altamente ulcerativa que generan lesiones permanentes en el sistema genital masculino y/o femenino y es de fácil contagio ya que los preservativos en este tipo de infección solo tienen una efectividad del 2% además de que este hongo oportunista puede afectar no solo la zona genital sino también cualquier mucosa o tejido con lesiones permanentes por ello se recomienda la abstinencia total durante el tratamiento (8 a 12 meses en promedio) para evitar daños al organismo y la propagación de este, mas cuando bajo condición invasiva se tiene dentro del sistema sanguíneo y que este microorganismo siempre va acompañado de VPH y de infecciones bacterianas como la gonococia.



3 Comments:

  1. Anónimo said...
    hay que tomar razón sobre las enfermedades muy bien tu blog
    Anónimo said...
    tomen conciencia y felicitaciones por tu blog
    Anónimo said...
    felicitaciones por tu blog prima..

Post a Comment



Se ha producido un error en este gadget.
 
Powered by Blogger